REGLAMENTO DEL COMITÉ DE ÉTICA, HONOR Y JUSTICIA

Inicio REGLAMENTO DEL COMITÉ DE ÉTICA, HONOR Y JUSTICIA

Información por Delegación

 
 

logo

FUNDADA EN 1970

COMITÉ EJECUTIVO 2016-2019

REGLAMENTO DEL COMITÉ DE ÉTICA, HONOR Y JUSTICIA

ANTECEDENTES

Este Código de Ética, Honor y Justicia, ratifica el compromiso de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) con la sociedad y su membresía, buscando integrar aspectos del conocimiento científico-técnico, de los derechos y responsabilidades de los profesionales, así como regular las relaciones de convivencia dentro de la asociación en un marco de ética y principios.

Las pautas contenidas en este código no buscan reemplazar los aspectos contenidos y aprobados en las regulaciones normativas aprobadas por la Asamblea General de ALAD sino complementarlas a través de codificar conductas y situaciones que, siendo asumidas y abordadas por sus miembros desde la ética, las relaciones de convivencia, las actitudes, responsabilidades y los ideales más elevados de la profesión, pueden ser prevenidas y resueltas.

El fomento del altruismo, la integridad, la honradez, la veracidad, la empatía y el respeto hacia la profesión son esenciales para una relación de trabajo e interpersonal de confianza plena. La mejora continua en el ejercicio profesional y en la calidad asistencial basadas en el conocimiento científico, la autoevaluación, la transparencia, la aceptación y corrección de errores y conductas inadecuadas y una correcta gestión de los conflictos forman parte de los objetivos que mueve el espíritu de este código.

SECCIÓN PRIMERA DE LOS PRINCIPIOS DE LA ÉTICA Y LA DEONTOLOGÍA MÉDICA

TÍTULO I

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

La Ética Médica orienta la conducta de los profesionales hacia el bien, a buscar lo correcto, lo ideal y la excelencia. La Deontología Médica es el conjunto de principios y reglas éticas que han de inspirar y guiar la conducta del profesional.

Este Código de Ética contiene un conjunto de orientaciones y preceptos cuyo cumplimiento garantiza un ejercicio profesional digno e integral de los miembros de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), en un marco de respeto de los derechos a sus miembros, a la sociedad y a los aspectos normativos de la asociación y rige lo concerniente al ámbito de la moral personal, colectiva y social de sus integrantes.

La Medicina se orienta al respeto a la vida y al logro de la más alta calidad de la misma. Se fundamenta en el reconocimiento de la dignidad, la autonomía y la integridad de las personas. Es una profesión científica y humanista cuya misión es promover y preservar la salud, así como aliviar y reconfortar a las pacientes y sus familiares ante la enfermedad, el sufrimiento, la agonía y la muerte.

De los Miembros de la Asociación:

Los profesionales miembros de la asociación deberán observar entre sí normas de convivencia y respeto a la altura de la nobleza de la profesión que ejercen, inspiradas en el reglamento hipocrático y las buenas costumbres que deben regir las relaciones entre profesionales que persiguen un bien común.

La búsqueda de un trato respetuoso y ético entre sus miembros evitando la difamación, la calumnia y el trato irrespetuoso abre una puerta permanente de unidad de principios y diálogo permanente que hacen más sólidos y duraderos los principios para los que fue creada la asociación.

CAPÍTULO PRIMERO SOBRE LA ESTRUCTURA Y OBJETIVOS DEL COMITÉ DE ÉTICA, HONOR Y JUSTICIA.

Artículo 1. En su estructura el Comité contará con un Presidente, un Secretario y dos Vocales.

Artículo 2.- Es objetivo del Comité de Ética, Honor y Justicia divulgar y dar a conocer a todos los miembros Titulares y Honorarios de ALAD las disposiciones emanadas de los Estatutos y Reglamentos vigentes en la Asociación y de este código.

Artículo 3.- Es deber del Comité de Ética, Honor y Justicia impulsar entre los miembros de la Asociación el sentido moral de acatar, cumplir y hacer cumplir las resoluciones de los órganos de la ALAD y mantener relaciones adecuadas, basadas en los principios hipocráticos que rigen la medicina, la ética y la moral de comportamiento entre sus miembros; así como de ellos con otras sociedades médicas, la industria y la sociedad misma.

Artículo 4. Es deber del Comité de Ética, Honor y Justicia mediar, esclarecer y proponer soluciones o medidas en los tiempos que se acuerden, ante cualquier situación o conflicto a solicitud del Comité Ejecutivo, del Presidente de la Asociación en su representación y de cualquier miembro que lo solicite a través de la directiva de ALAD.

CAPÍTULO SEGUNDO SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS MIEMBROS DE ALAD

Artículo 5.- Los miembros de la ALAD tienen la obligación de respetar los principios consagrados en la Declaración de los Derechos Humanos, regir su ejercicio profesional bajo estos principios los cuales no podrán ser violados ante autoridad civil, penal, política o en situaciones de emergencia y conflictos nacionales o regionales.

CAPÍTULO TERCERO SOBRE LOS DEBERES Y NORMAS DE CONVIVENCIA, RELACIONES INTERPERSONALES Y DE CONFRATERNIDAD ENTRE LOS ASOCIADOS.

Artículo 6.- Evitar el daño al honor entre los miembros de ALAD y exigirse a sí mismos abstenerse de dañar la reputación de los asociados a través de calumnias e injurias, o manifestar defectos o errores que tiendan a rebajar o denigrar los méritos de los miembros o de la Asociación misma, sus Estatutos, Reglamentos, acuerdos de la Asamblea, del Comité Ejecutivo o sus publicaciones, entre otras.

Artículo 7.- De considerarse por parte de cualquier miembro la existencia de alguna falta en los aspectos ya considerados o existir una desavenencia o inconformidad entre ellos o alguno(s) de sus miembros, se deberá inicialmente buscar de buena manera y voluntad esclarecerlas de forma directa, ética y caballerosa. De no existir la voluntad necesaria para este fin y de haber un deterioro de la relación o considerarse la falta como grave, entonces deberá solicitarse la mediación del Presidente de ALAD o el Comité Ejecutivo en su solución. Estas autoridades procurarán en su marco de referencias dar solución a la situación creada y de necesitar mayores elementos de juicio para la toma de decisiones, tendrán la facultad en cualquier momento de la gestión, a través del procedimiento que posteriormente se describirá en este Reglamento, hacerla del conocimiento del Comité de Ética, Honor y Justicia para que de manera oficial se inicie un procedimiento de averiguación, conclusiones y sugerencias para su solución.

CAPÍTULO CUARTO SOBRE LAS VIOLACIONES A LA ÉTICA EN EL EJERCICIO DE FUNCIONES ENTRE LOS MIEMBROS DE ALAD.

Artículo 8.- El secreto profesional es un deber que nace de la esencia misma de la profesión médica y especialidades afines.

Articulo 9.- Lo que observen, escuchen o reciban mientras cumplan funciones por elección o designación en los diferentes organismos de autoridad de la ALAD, exige la reserva, confidencialidad o secreto, que impida que terceros alejados de estas funciones o autoridades, puedan utilizar esa información para beneficio personal, corporativo o para dañar la imagen de la Asociación, existiendo en caso necesario ante la necesidad de cualquier planteamiento la vía correspondiente del Comité Ejecutivo o la Asamblea misma como medio para comunicar cualquier inconformidad.

CAPÍTULO QUINTO SOBRE LA INCOMPATIBILIDAD Y OTRAS FALTAS A LA ÉTICA.

Artículo 10.- No se utilizará la condición de miembro de la ALAD para el comercio de fármacos, especialmente tóxicos o estupefacientes o promocionar medicamentos, equipos o tecnología para beneficio propio o de cualquier grupo que obtenga beneficios económicos o de influencias.

Artículo 11.- Es falta grave dentro de ALAD el asociarse, favorecer, colaborar y apoyar el empirismo en cualquiera de sus formas con dietas y tratamientos mágicos para “curar” la diabetes y sus complicaciones; así como, sin autorización del Comité Ejecutivo realizar trabajos, investigaciones o publicaciones que estén bajo el patrocinio o aval de ALAD y que no observen los principios éticos que demanda la asociación.

Artículo 12.- Todo miembro de ALAD ante la situación de exposición de conceptos que se relacionen con los temas que ocupan a la asociación, debe hacer público y manifiesto los conflictos de interés que presente en relación al mismo con respecto al tema de discusión.

CAPÍTULO SEXTO SOBRE LAS NORMAS ESENCIALES PARA EL MANTENIMIENTO DE LA DIGNIDAD PROFESIONAL.

Artículo 13.- Observar los cuidados necesarios al utilizar los medios de comunicación masiva como radio, prensa, televisión y redes sociales para evitar proyectar el nombre de ALAD con fines comerciales en beneficio propio o de terceros, particularmente aquellos que no sean expresamente avalados o cuenten con el visto bueno de la Asamblea General, Comité Ejecutivo o sea auspiciado por las publicaciones respaldadas por la asociación.

Artículo 14.- Evitar utilizar el nombre y prestigio de la ALAD para, como miembros, dar consultas o indicar tratamientos presenciales o por correspondencia, medios de comunicación y redes sociales sin el conocimiento y aval del Comité Ejecutivo.

Articulo 15.- La Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) no es un órgano regulador ni autoridad en ningún país por lo que sus Recomendaciones, Guías, Consensos y Documentos de posición no reemplazan, de existir, las directrices sanitarias de los diferentes países de la región, sin embargo, pueden ser tomados en consideración parcial o totalmente para investigación, capacitación, educación médica continua o guías siempre y cuando sean aprobadas por las autoridades de salud competentes.

CAPÍTULO SÉPTIMO SOBRE LOS INJERTOS Y TRASPLANTES DE ÓRGANOS, TEJIDOS O PARTES DEL ORGANISMO HUMANO.

Artículo 16.- Todo miembro de ALAD tiene la obligación de velar porque las partes, órganos, tejidos, células, sangre y sus derivados, provenientes de donantes, se utilicen exclusivamente para el tratamiento de seres humanos e investigación sin fines de lucro y al margen de la comercialización, dentro del marco legal vigente en cada país.

CAPÍTULO OCTAVO SOBRE LA INVESTIGACIÓN Y ACTUALIZACIÓN MÉDICA.

Artículo 17.- Todo miembro de ALAD está invitado a colaborar en la investigación científica en salud así como en el desarrollo de nuevas técnicas y métodos para la protección, recuperación y rehabilitación de los pacientes afectados con Diabetes Mellitus y mantendrá informado al Comité Ejecutivo sobre cualquier proyecto de investigación, comunicación o material donde aparezca el Logotipo de ALAD o la Asociación aparezca mencionada.

Artículo 18.- Los miembros de ALAD están en la obligación moral y ética de guardar y seguir los lineamientos contenidos en los Estatutos y Reglamentos vigentes incluyendo a sus Delegaciones, los diferentes Grupos de Tareas, Comisiones ad hoc, etc.

Artículo 19.- Toda la producción literaria, científica, académica e investigativa de los Grupos, Comisiones, Grupos de Tareas y otros, que sean producidos para o a nombre de ALAD serán consideradas como patrimonio de la Asociación y no podrán ser reproducidas, comercializadas o comunicadas sin la autorización del Comité Ejecutivo o de la Presidencia en funciones.

Artículo 20.- La ALAD no participará en cualquier investigación o evento que implique sacrificar su independencia como Asociación en relación con quienes financian el proyecto o violen sus principios éticos.

CAPÍTULO NOVENO SOBRE LOS PROCEDIMIENTOS PARA RECIBIR, FORMULAR QUEJAS Y PROPUESTA DE SANCIONES.

Artículo 21.- El Comité Ejecutivo de la ALAD, luego de agotar las instancias de persuasión necesarias para resolver una situación creada, deberá si así lo acuerda, presentar el caso ante el Comité de Ética, Honor y Justicia, quien evaluará, investigará, llegará a una conclusión y sugerirá al Comité Ejecutivo las sanciones correspondientes en un plazo no mayor a cuatro (4) semanas después de recibido el caso.

Artículo 22.- El Comité de Ética, Honor y Justicia no dejará sin defensa al(los) miembro(s) denunciado(s), a fin de evitar la calumnia o difamación y preservar el buen nombre de todos los miembros de ALAD, pero tampoco dejará en la impunidad conductas indeseables que afecten la estructura misma de la Asociación Latinoamericana de Diabetes ALAD y sus miembros.

Artículo 23.- El Comité de Ética, Honor y Justicia, de considerarlo necesario y oportuno puede hacer llegar al Comité Ejecutivo cualquier información conocida que pueda ser considerada como violatoria de este código por uno o varios de los miembros de la ALAD y de la que haya tomado conocimiento en primera instancia a fin de que se hagan las evaluaciones correspondientes por el Comité Ejecutivo y se canalicen si así se entiende, por el conducto regular ya establecido.

CAPÍTULO DÉCIMO SOBRE LAS FALTAS EN EL CÓDIGO DE ÉTICA.

Artículo 24.- Se consideran faltas graves en este código:

El robo en cualquiera de sus formas.

  • Desacato intencional de uno o más acuerdos de la Asamblea General o del Comité Ejecutivo que generen daño sobre el funcionamiento y la vida interna de la Asociación.
  • Presentarse con una especialidad de la cual no está debidamente acreditado. 
  • Publicar anuncios por cualquier medio a nombre de ALAD prometiendo curas infalibles o resultados milagrosos no basados en evidencias ni aprobados por la Asociación. 
  • Haga uso sin la debida autorización del patrimonio intelectual y material de ALAD. 
  • Desacredite o falte al respeto a un colega como persona y/o como profesional ante terceros. 
  • No honrar compromisos entre colegas hechos a nombre de ALAD. 
  • El incumplimiento de los deberes establecidos en los Estatutos y en el presente código.
  • El incumplimiento de funciones inherentes a su cargo o responsabilidad que dañen el funcionamiento, la imagen o la vida interna de la asociación tanto en sus países como internacionalmente.

Artículo 25.- El Comité Ejecutivo será la instancia final de evaluación de cualquiera de las correcciones sobre la conducta de sus miembros que el Comité de Ética, Honor y Justicia sugiera y que puede ir desde la amonestación escrita en privado, al grupo donde se generó el conflicto, la disculpa pública escrita, la suspensión de derechos definitiva o temporal hasta la solicitud de expulsión de acuerdo a la gravedad de la falta, siendo esta última facultad del Comité Ejecutivo y que deberá ser ratificada por mayoría simple en la Asamblea General a propuesta del Comité Ejecutivo. En todos los casos se buscará la reparación del daño.

DEL REGLAMENTO DEL COMITÉ DE ÉTICA, HONOR Y JUSTICIA Y SU VIGENCIA

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 26.- El Comité Ejecutivo de la ALAD deberá aprobar en primera instancia el presente Reglamento para el funcionamiento del Comité de Ética, Honor y Justicia.

Artículo 27.- El tiempo de vigencia de los nombramientos de las dignidades de este Comité concluye al terminar la gestión del Comité Ejecutivo que los nombra, pudiendo reelegirse por un periodo más, en caso de ser aprobado por el Comité Ejecutivo entrante.

El presente Reglamento se hará vigente una vez aprobado por el Comité Ejecutivo.